DEJÓ LEGADO

Tomás Boy, mejor conocido como el «Jefe» dejó un buen sabor de boca tanto como jugador, como entrenador, aquí te dejamos algunos de sus momentos más destacados de su carrera dentro y fuera de las canchas.

1.- Goleador histórico de los Tigres

Antes de que arribara André – Pierre Giniac, el «Jefe» era el máximo lider en anotaciones del conjunto «Felino» con 104 dianas, desde su llegada a Monterrey en la temporada 1975.

2.- Inaguró con gol La Corregidora de Querétaro

Este estadio ha traido momentos buenos como malos, sin embargo, no podemos dejar de lado como fue su primer gol como un nuevo escenario en nuestro balón pie. Fue el 5 de febrero de 1985, justo un año antes del mundial celebrado en México. Gracias a un disparo con pierna derecha a balón detenido, Tomás le daba un triunfo a la Selección Mexicana, frente a su similar de Polonia, anotación que lo pondría en las vitrinas de este estadio y de nuestro futbol.

3.- El retiro de las canchas y su transición a entrenador

1988 fue una etapa de cambios para el aquel entonces, medio campista mexicano. En dicho año, salió de Tigres para vestir la casaca del San José  Earthquakes, esto solo duraría unos meses, ya que más tarde y con solo 37 años, tomaría las riendas del equipo estadounidense.

4.- No pudo consagrarse como campeón en el futbol mexicano

Si bien es cierto que como jugador ganó tres títulos con la U de Nuevo León, como estratega no corrió la misma suerte. Con tres décadas en los banquillos, nunca pudo levantar un trofeo que lo acredite como monarca. La vez que estuvo más cerca de conseguirlo fue en el 2011, cuando dirigía a Monarcas Morelia, en aquella ocación, fue derrotado por los Pumas, con un marcador global de 3-2.

5.- Sus festejos bastante llamativos y polémicos

Algo que caracterizaba al «Jefe», era su forma de ser y como vivía cada partido. Un ejemplo de esto eran sus bailes al momento que su equipo metía un gol o lograba conseguir las tres unidades. La más recordada fue cuando dirigía a los «Rojinegros» del Atlas y le terminaron pegando a los «Panzas verdes» del León. En una entrevista, el ex jugador de Tigres, aseguró que era una danza antigua, donde arrancaban la cabellera al difunto, como premio de haber derrotado al adversario, solo que en esa ocación le salió mal y parecía que estaba bailando.

No cabe duda que Tomás Boy fue y será parte de los libros de historia del futbol «Azteca», por lo hecho en cancha y por la forma en la que vivía sus partidos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s