CRÓNICA: LA FIESTA DE LAS ASPIRINAS CON ÁGUILAS

100 años de la farmacéutica Bayer en México, un tráfico de quincena en la Ciudad de México que no logró opacar la fiesta que una cafiaspirina solucionaría en un día rutinario. Un viernes donde Bayer decidió solucionar los dolores de cabezas capitalinas con un partido de fútbol; Bayer Levekursen, y Club América femenil fueron las protagonistas.

Filas inmensas de gente al entrar al monumental Estadio Azteca, la cita era a las 4, pero desde las 2 la gente ya anhelaba ver el partido ¿O a Moderatto?

“Tranquila, ahorita entramos, ya viene tu hermana”, gritaba una mamá desesperada a su hija ante la desesperación de las aglomeradas filas, por cierto, aún con curva en alza de de coronavirus.

La banda de rock Moderatto se escuchaba desde Santa Ursula, evidentemente sin potencia, pero se percibían los agudos de Jay de la Cueva y eso aumentaba el caos. La gente no sabía que iban a ser tres bloques en los que iban a hacer su presentación y querían ser los primeros en entrar.

Paralelo a eso, Moderatto no prendía a nadie en las gradas, los aficionados azulcremas gritaban que querían cumbias de Los Ángeles Azules y no rock. No simpatizaban ante el rock de las treintonas.

“Traigan a Los Ángeles Azules”, gritaba un antiamericansita que decía tener origines alemanes y que se la pasaba diciendo “chale carnal”.

Comenzaron los fuegos artificiales, y con ello los himnos nacionales que se entonaron a todo plumón, como si fuera un México vs Alemania en copa del mundo.

Partido trabado, Bayer insistió por momentos, pero al minuto 30 a las jugadoras alemanas les comenzó a cobrar factura la altura y se veían fatigadas, les hacía falta una aspirina.

Medio tiempo y Moderatto comenzó con el éxito “Ya lo veía venir” y con el mismo discurso anunciaron la nueva refuerzo del América Aurélie Kaci, francesa procedente del Real Madrid.

Segundo tiempo, tanto va al cántaro al agua que se rompe, y tras múltiples intentos fallidos las de Coapa, mandaron un centro vía tiro de esquina, las torres alemanas no cedían en pelotas paradas, pero se rebeló la novata de 17 años Naomi Muñoz, mando un trazo, Janelly Farias saltó al minuto 80, contacto con la pelota y las redes se movieron.

La gente que fue a ver a Moderatto (señoras de las tres décadas) se comenzaron a retirar del inmueble y terminó el partido, 1-0 ganaron las águilas en un ambiente a secas en la fiesta de las aspirinas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s