¿Por qué perdió México contra Brasil en los octavos de final en la Copa del Mundo de Rusia 2018?

Para la Copa del Mundo de Rusia, el seleccionado nacional fue dirigido por el colombiano Juan Carlos Osorio, quien logró la clasificación de muy buena manera, sin altibajos y con un buen paso, con 21 puntos como primer lugar del hexagonal final y cinco puntos más del segundo lugar, Costa Rica, con 13 unidades, Panamá fue el tercer clasificado de manera directa. Honduras fue al repechaje y quedó fuera antes Australia.

La tónica de Osorio en el ciclo mundialista básicamente se significó por dos elementos: la gran cantidad de jugadores que probó, pero sobretodo la altísima rotación de jugadores en las alineaciones titulares de partido a partido; el otro elemento fue que se distinguió por convocar a jugadores altos en todas las posiciones, para efecto de mitigar el problema del balón parado que tanto daño ha hecho al tricolor en los diferentes torneos oficiales.

El nacido en Santa Rosa de Cabal, Colombia, fue duramente criticado por la prensa mexicana porque no mantenía un cuadro titular encuentro tras encuentro. Si el TRI sostenía un buen encuentro, se iban esos 11 y entraban otros 11, a veces con el pretexto de que debía ajustarse a las características del adversario; otra postura habría sido la de dominar tu propio juego y que el rival se preocupara por tí, pero el colombiano se adaptaba a la formación del contrario y no sólo rotaba jugadores, sino que los cambiaba de posiciones, compromiso tras compromiso.

Con ésta circunstancia, el equipo tricolor se presentó en Rusia, jugó en el grupo F y terminó en el segundo lugar con seis unidades debajo de Suecia por diferencia de goles. En su primer encuentro, los mexicanos doblegaron por la mínima al campeón del mundo vigente Alemania, lo que significó una victoria histórica, la tarde del 17 de junio de 2018 en el Estadio Olímpico Luzhniki, Moscú ante 78,011 espectadores. En su segundo cotejo venció 2-1 a Corea del Sur en la ciudad de Rostov del Don y sucumbió ante Suecia 0-3 en Ekaterimburgo.

Con el pase para la segunda ronda, México se enfrentó a la siempre peligrosa “Canarinha” el 2 de julio 2018 en la Samara Arena, en la ciudad de Samara ante 41,970 aficionados y el arbitraje del italiano de Gianluca Rocchi.

LAS ALINEACIONES Y SISTEMAS DE JUEGO.

La selección mexicana formó con un 1-4-3-3, con 13-Guillermo Ochoa en el arco, 32 años; los defensores fueron, lateral derecho 21-Edson Álvarez, 20 años (6-Jonathan Dos Santos ´55, 28 años), central derecho 2-Hugo Ayala, 31 años, central izquierdo 3-Carlos Salcedo, 24 años y lateral izquierdo 23-Jesús Gallardo, 23 años; en el centro del campo como interior por derecha 16-Héctor Herrera, 28 años, en la contención 4-Rafael Márquez, 39 años (7-Miguel Layún ´46, 30 años) e interior por izquierda 18-Andrés Guardado, 31 años; al frente del ataque en el extremo derecho 22-Hirving el “Chucky” Lozano, 22 años, como centro delantero Javier el “Chicharito” Hernández, 30 años (9-Raúl Jiménez ´60, 27 años) y como extremo izquierdo 11-Carlos Vela, 29 años. D.T. Juan Carlos Osorio.

Los que no vieron acción con la playera verde aquella tarde fueron los porteros José de Jesús Corona y Alfredo Talavera, así como Erick Gutiérrez, Marco Fabián, Giovani Dos Santos, Jesús “Tecatito” Corona, Oribe Peralta y Javier Aquino.

Las formaciones tácticas fueron las mismas en los dos equipos, el 1-4-3-3, la diferencia fue, como cito Juan Carlos Osorio al final del encuentro: «la calidad extra que tienen ellos -Brasil- en el último tercio». Imagen: Federico Olvera.

El “Scratch de Ouro” planteó el sistema táctico 1-4-3-3, con 1-Alisson, 25 años, en la portería; 22-Fagner, 29 años como lateral derecho, 2-Thiago Silva, 33 años como central por derecha, 3-Miranda, 33 años como central por izquierda y 6-Filipe Luís, 32 años como lateral izquierdo; 15-Paulinho, 29 años, interior derecho (17-Fernandinho ´80), 5-Casemiro, 26 años como contención y 11-Philippe Coutinho, 26 años interior izquierdo (20-Roberto Firmino ´86); en la delantera 19-Willian, 29 años como extremo derecho (13-Marquinhos ´90+1), 9-Gabiel Jesús, 21 años como centro delantero y 10-Neymar, 26 años como extremo izquierdo. D.T. Tite.

EL PRIMER TIEMPO.

La primera acción de peligro en minuto dos, corrió a cargo del cuadro azteca por conducto de un centro de 18-Guardado quien llegó a línea de fondo por el corredor izquierdo, sacó un centro al área en el borde del área, 1-Alisson alcanzó a prolongar con el puño, la pelota le cayó a 22-Lozano quien paró con el pecho a la altura del vértice del área chica en segundo  palo, pero 3-Miranda hizo la velocidad de aproximación y tapó el disparo del mexicano.

En el minuto 14, la escuadra mexica se vino un pase largo a 22-Lozano quien la bajó en el último tercio y desbordó por la banda derecha, donde se internó en el vértice del área y pasó para el segundo palo, pero 14-Hernández no cerró a tiempo y el pase fue un tanto fuerte y se fue por la línea de meta.

En el ´21 11-Vela del vértice izquierdo del área pasaba lateral al arribo de 16-Herrera en el corredor central del área, recortaba a 3-Miranda, disparaba de zurda, pero se anticipaba 5-Casemiro y alejaba el peligro.

En el ´24 tocaba el turno a 10-Neymar quien gambeteaba en el costado izquierdo del área penal mexicana, en un tiempo se quitaba  dos, a 21-Edson y a 2-Ayala, acto seguido chutaba en el limítrofe del área de meta, pero 13-Ochoa achicaba y manoteaba para desviar.

En el ´26 había otro disparo de la “Verde-amarela” por arriba del arco de México; en el ´29 otro de 11-Vela descompuesto y muy desviado también.

En el ´32 9-Gabriel Jesús se quitaba a 2-Ayala y se internaba por sector izquierdo del área, riflaba bien fuerte de zurda a primer palo y 13-Ochoa aguantaba a pie firme; Brasil estaba encima del combinado mexicano, eran minutos de intensa presión y sensaciones reales de peligro de la “Auriverde” y así terminaba el primer tiempo. En resumen, el equipo mexicano le jugó de tú a tú en los primeros 30 minutos del cotejo.

Neymar se inspiró y liberó su magia.

EL SEGUNDO TIEMPO.

Al ´47, en la coordenada del límite lateral izquierdo del área penal y a la altura del manchón penal, 11-Coutinho se metía entre 14-Chicharito y 16-Herrera y ante el acoso de 7-Layún, jalaba del gatillo a primer poste, previa creación del espacio y haberse perfilado; sin embargo, 13-Memo Ochoa atajaba el obús, pero el “Rancho” seguía apedreado.

Se venía una conducción en el ´49 por la pradera central, a gran velocidad de 23-Jesús Gallardo, quien condujo más de 40 metroa y desde la zona 14 disparaba de zurda que buscaba el ángulo superior derecho de la portería brasileña, pero la bocha se iba bien arriba; 14-Hernández le había marcado el pase también, con ventaje en el pasillo central del área, se iba una y México perdonaba.

Segundos después, en la siguiente transición de Brasil, al ´50, estos no perdonaban a través de 10-Neymar, quien en el mano a mano, en el enfrentamiento en el corredor izquierdo, en el último tercio, encaraba a 7-Layún y driblaba en dirección lateral hacia el centro, en la persecución y marca de dos verdes, 21-Edson Álvarez y 7-Layún, justo un metro delante de la media luna, le pisaba magistral el dulce y de taquito a 19-Willian quien sin pensarlo como rayo se internaba y se daba el autopase en el sector izquierdo del área mexicana para de zurda mandar el servicio raso que recorría el área de meta, 9-Gabirel Jesús no la alcanzaba a conectar, pero sí 10-Neymar quien a segundo palo se barría para empujar el esférico al fondo de las mallas del equipo mexicano, dinámica y bella jugada de los sudamericanos que colocaban el 1-0 en el marcador. Neymar había acompañado la jugada posterior a que habilitó a Willian.

Willian fue una pesadilla para la defensa mexicana

En el ´58 se vino un centro al corazón del área desde el alero derecho del área donde 15-Paulinho la conectó fuerte de derecha hacia el costado derecho de 13-Ochoa quien aguantó con valentía el fogonazo.

En el ´60, 11-Carlos Vela tomaba un balón en la frontera y en el espacio cercano del vértice derecho del área penal y de zurda mandaba el disparo con dirección de arco, pero 1-Alisson manoteaba a tiro de esquina.

En el ´62, 19-Willian hacía lo propio, pero del otro lado, se perfilaba de frente, se montaba en la bicicleta, con potencia (fuerza con velocidad) dejaba a 3-Salcedo y sacaba un macanazo tremendo arriba que de nuevo, milagrosamente 13-Ochoa mandaba a corner.

Al ´64 por pradera derecha en el último tercio 18-Guardado filtraba en el área interesante trazo a 22-Chucky quien tibiamente mandaba disparo centro raso que le daba risa a toda la defensa brasileña, la de cuero se iba por línea de meta bien lejos y sin peligro.

Otra asociación al ´67 entre 19-Willian y 10-Neymar, el primero le pasaba lateral al 10 brasileño colocado en la media luna y frontera del área quien de zurda paraba y enseguida impactaba, buscaba el palo del costado derecho de 13-Ochoa, pero el balón se iba a unos centímetros por línea final.

En el ´87 Brasil sentenció el juego, en una jugada que nació en la zona de creación por banda izquierda, hay un pase raso entre líneas para 10-Neymar quien con gran vértigo condujo hasta las narices de 13-Memo y ante la salida de éste, el “Crack” nacido en Mogi das Cruces, Estado de Sao Paulo, Brasil simplemente punteaba a segundo palo ante el cierre del recién ingresado 20-Roberto Firmino que sólo empujaba para el 2-0 definitivo en los cartones, así terminaba el compromiso.

¿Por qué perdió México contra Brasil en Rusia 2018?

La derrota en Samara fue porque Brasil fue superior, muy superior a México; en el ataque el Tricolor no fue efectivo, tal y como sí lo fue ante Alemania, donde la que tuvo la metió, ante los “Cariocas” no concretó ninguna de las aproximaciones que generó. En la alineación, muchos dirán que quizá fue un error incluir desde el inicio como contención a un Rafa Márquez lento y que probablemente ahí se desperdició un cambio; sin embargo, por otro lado, es un tipo con oficio, con vasta experiencia y que dio equilibrio para que Herrera y Guardado se soltaran en el primer tiempo. En el segundo tiempo los cambios no funcionaron con la entrada de Jonathan Dos Santos, quien casi no había jugado en el Mundial. No entendí porqué no se usaron jugadores tales como “Tecatito”  Corona o Marco Fabián, que generan más profundidad y poder ofensivo.

El volumen de juego y la calidad de los brasileños fue mayor que la mexicana, a pesar de una gran actuación de Memo Ochoa debajo de los tres palos. El cuadro mexicano sólo pudo competir en la primera media hora de juego, después Brasil tomó el control de las llegadas en el compromiso y aunque el TRI tuvo un par de llegadas en la parte complementaria a través de disparos de Gallardo y Vela, no tuvo efectividad. Fue el séptimo descalabro en forma consecutiva en la llave de los octavos de final para México a partir de la Copa del Mundo de USA 94.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s