La edad no está peleada con el talento y cuando esto sucede, los triunfos supremos llegan: Prescott no pertenece a ésta élite, ¿quiénes sí?

Los Dallas Cowboys no van a llegar a un Super Bowl mientras Dak Prescott sea el quarterback titular; ha demostrado no tener los tamaños en los juegos claves. Lo confirmó en el juego divisional de los playoffs del 2022 donde fue interceptado en dos ocasiones y en el que Cowboys perdió 12-19 contra49ers, a pesar de la buena actuación de la defensa de Dallas.

Comparemos y repasemos, ¿Quiénes son los quarterbacks que sí han demostrado, la mayoría, desde muy temprana edad, tener capacidad para mover a sus equipos a las siguientes fases de forma habitual o al menos llegar o bien llegar y ganar el Super Bowl?. Todos los quarterbacks, TODOS! los que vamos a mencionar, han sido más exitosos que Prescott, si sacamos una foto hoy a la carrera del quarterback del Cowboys,porque al menos fueron capaces de guiar a sus equipos a disputar al menos el juego por el campeonato de su conferencia; Dakota no ha podido ganar el juego divisional, que te da el pase, en caso de ganarlo para disputar la final por el Cameponato de la Conferencia, en el caso de Dallas, la NFC (National Football Conference).

Dak Prescott

Dak Prescott, quien nació el 29 de julio de 1993 en Sulphur, Louisiana y quien debutó en la National Football League  a sus 23 años en el 2016 cuando fuera escogido en el draft en la cuarta ronda por los Cowboys, procedente de la Universidad de Mississippi State. Prescott no ha jugado ninguna final de Conferencia Nacional, es decir, no ha podido avanzar más allá de la fase divisional en siete temporadas en la NFL.

Le ha tomado siete temporadas, a sus 29 años, para ganar un juego “importante”, sí, entre comillas, porque en éste 2022 que le ganó a Bucaneros de Brady, fue un juego en la semana de comodines, pero para él ha sido lo máximo que ha logrado, nunca había ganado un partido álgido, contra un rival de nivel como Tom Brady con todo y sus 45 años de edad, pero eso no es suficiente para ganar un Super Bowl, ni siquiera para competir por el título de la NFC, se ha quedado en la fase del Juego Divisional y lo ha perdido en dos ocasiones. Sólo ha ganado juegos de la ronda de “Wild Card”. En su año de novato, en 2016 perdió contra Green Bay por 31-34 el “Wild Card”. En 2018 ante Seattle ganó el juego de comodín 24-22, pero perdió el partido divisional 22-30 contra los Angeles Rams. En 2021 perdió el “Wild Card” en casa contra los 49ers por 17-23 y en éste 2022 ante Bucaneros de Brady ganó el “Wild Card” por 31-14 de visitante y es hasta ahora su mayor triunfo en siete años como profesional, pero perdió en el divisional 12-19 ante 49ers. Muy poco, muy bajos sus resultados; los jugadores de alta categoría hacen un hábito el ganar los juegos clave desde temprana edad y cuando su carrera en la NFL apenas comienza y Prescott simplemente no pertenece a ésta élite, a pesar de ganar en promedio $45 millones por año, uno de los mejores pagados en su posición, Prescott no entrega en el campo lo que devenga en su salario.

Tom Brady

Tom Brady, nació el 3 de agosto de 1977 en San Mateo, California, egresado de la Universidad de Michigan, fue seleccionado en una sexta ronda, selección 199 global, por los Patriotas de Nueva Inglaterra en el draft del 2000 a sus 23 años. Thomas Edward Patrick Brady es el mejor quarterback y para mí, el mejor jugador de la NFL en la historia, que data desde el 3 de octubre de 1920, cuando se escenificó el primer partido de la NFL. ”GOAT”, aún activo a sus 45 años, ha disputado 10 Super Bowls, ha ganado siete y perdido tres; también ha peleado en 14 oportunidades por el título de final de Conferencia, venció en 10 ocasiones y perdió en cuatro. Estos números son únicos, demoledores, espectaculares e impresionantes, nadie como él, simplemente nadie se le acerca.

En 2001, en su segunda temporada como jugador profesional, a sus 24 años de edad, ganó el primer título de la Conferencia Americana (AFC) a los Pittsburgh Steelers por 24-17 y doblegó en un dramático final a los St. Louis Rams de Kurt Warner por marcador de 20-17 y así conquistar el Super Bowl XXXVI, a través de un gol de campo de 48 yardas de Adam Vinatieri cuando el reloj estaba en ceros, en una ofensiva que guió Brady al faltar 1:30 min en el reloj de juego. En 2003, a sus 26 años y cuarta temporada, se adueñó nuevamente del título de la AFC al vencer 24-14 a los Indianapolis Colts de Peyton Manning y también se adjudicó el Super Bowl XXXVIII al derrotar a las Panteras de Carolina por 32-29 en otro final histriónico con un gol de campo de 41 yardas Vinatieri en una ofensiva que inició TB12 con 1:08 por jugarse. Enseguida, a sus 27 años y quinta temporada como profesional, en el 2004, regresó para reconfirmar su supremacía en la Conferencia Americana y ganarle el título a los Pittsburgh Steelers de “Big Ben” por 41-27 y de la misma forma que las dos anteriores, con tan solo tres puntos de diferencia pero con menos drama, apropiarse por segundo año al hilo el título de la NFL al ganar a las Águilas de Filadelfia de Donovan McNabb por 24-21 el Super Bowl XXXIX. Para 2006, perdió su primer título de la AFC 34-38 contra los Potros de Indianapolis de Manning. En 2007, ganó el título de la AFC 21-12 a los San Diego Chargers y perdió el Super Bowl XLII 14-17 ante los New York Giants con tintes teatrales en aquella jugada de David Tyree a pase de Eli Manning. En 2011 jugó una nueva  final de Conferencia y la ganó por 23-20 a los Baltimore Ravens, para volver a enfrentar a Eli Manning y los Gigantes de Nueva York en el Super Bowl XLVI, donde volvió a ser derrotado por Eli que vino de atrás, tal y como ocurrió en el SB XLII, para guiar a su equipo a la victoria. En 2012 perdió su segundo título de la AFC al caer contra los Baltimore Ravens 13-28. En 2013 se repitió la dosis y cayó en la final por el título de la AFC contra Peyton Manning ya en los Broncos de Denver por 16-26, perdía su tercera final de Conferencia. Sin embargo, con 37 años regresó en 2014 para vencer a Indianápolis en la final de la AFC por 45-7 y ganar, de forma exageradamente dramática, después de 10 años de no lograr un nuevo anillo, el Super Bowl XLIX a los Seattle Seahawks por 28-24 con el recuerdo de la intercepción de su corner Malcolm Butler a Russell Wilson en zona de gol con pocos segundos en el reloj. En 2015, otra vez, instalado en la final de la AFC, le compitió a Peyton Manning de Denver, pero sucumbió 18-20 y así decretar su cuarta derrota en una final de Conferencia. Sin embargo, volvió en 2016 para derrotar en la final de la AFC a los Pittsburgh Steelers de Roethlisberger por 36-17 y de ésta manera enfrentar y ganar 34-28 el Super Bowl LI a los Atlanta Falcons, lo que representó el regreso más grande en la historia de un Super Bowl y la primera vez que el “Súper Domingo” se definía en tiempos extra. Con 8 minutos y 31 segundos en el tercer cuarto, Atlanta se colocó 28-3 y 25 puntos de ventaja. Tom Brady, “GOAT –The greatest of all time-”, se las arregló para regresar y empatar 28-28 con 57 segundos en el reloj de juego, en tiempo extra terminó la obra imposible de lograr. En 2017, venció a los Jacksonville Jaguars 24-20 y en el Super Bowl LII fue derrotado por las Águilas de Filadelfia 33-41. En 2018 regresó para vencer 37-31 en la final de la AFC a los Kansas City Chiefs de Pat Mahomes y derrotar también a los Carneros de los Ángeles por 13-3 y quedarse con el Super Bowl LIII, su sexto y último con los New England Pats. En 2020 pasó a los Tampa Bay Buccaneers y en la final de la Conferencia Nacional sepultó a los Green Bay Packers de Aaron Rodgers por 31-26, para pasar a conquistar su séptimo anillo de Super Bowl al vencer a los Kansas City Chiefs de Mahomes por 31-9. En la carrera de Brady, hay un apellido en especial que le dio dolores de cabeza y que no le permitió hacer más grande sus estadísticas para efecto de haber ganado más anillos de Super Bowl, “Manning”, los hermanos Peyton y Eli Manning fueron sus peores verdugos; contra ambos tuvo récord perdedor en juegos clave; contra Peyton perdió tres finales de conferencia y sólo le ganó una; contra Peyton Manning perdió dos finales de conferencia cuando éste ya estaba en Denver. Contra el hermano menor, Eli Manning, cayó derrotado en los dos Super Bowls que lo enfrentó. Sin embargo esto es meramente anecdótico si consideramos sus números en Super Bowl y en general en los innumerables récords que poseé tanto en temporada regular como en playoffs, Tom Brady es el mejor de todos los tiempos y ya no digamos cuantificar tiempo para ver si alguien lo llega a superar, sino más bien la pregunta sería, ¿alguien lo va a superar?, yo no creo.

Patrick Mahomes

Patrick Mahomes, nacido el 17 de septiembre de 1995, llegó a la NFL en 2017 como la décima selección de todo el draft por los Jefes de Kansas City a sus 22 años, procedente de Texas Tech. “Showtime” tan solo uno de sus apodos, ya ha llegado a dos Super Bowls, ganó uno y perdió el segundo. Ha escenificado cuatro finales de la AFC, ha ganado dos y perdido dos. En éste 2022 disputará por quinto año consecutivo ésta final de conferencia, la antesala al Super Bowl contra Burrow nuevamente, el próximo domingo 29 de enero de 2023.

En 2018, en su segundo año con 23 años cumplidos, llegó al juego por el campeonato de la conferencia americana (AFC) contra Tom Brady y los Pats, lo perdió 31-37. En 2019, enfrentó en la final de la Conferencia Americana a los Tennessee Titans y los venció por 35-24, dos semanas más tarde, ganó su primer Super Bowl a los 24 años a los San Francisco 49ers a través de un ”comeback” fenomenal al conducir a su ofensiva a 21 puntos en el cuarto cuarto y de ésta manera darle la vuelta a un déficit de 7-20 al final del tercer cuarto. En 2020 volvió al juego por el título de la Conferencia Americana y derrotó por 38-24 a los Bills de Buffalo, ya instalado en el Super Bowl LV, lo perdió contra Brady y sus Tampa Bay Buccaneers 9-31. Para 2021, regresó para disputar su cuarta final de AFC en forma consecutiva y ésta vez cayó ante Joe Burrow y los Cincinnati Bengals por 24-27, un juego que lo ganaban 3-21. Mahomes tiene la usanza de triunfar y de colaborar para dominar la AFC en los últimos años, lo cual tratará de ratificar al mismo tiempo que buscará revancha contra Burrow en la final de éste 2022.

Joe Burrow

Joe Burrow, nacido el 10 de diciembre de 1996, trofeo Heisman en 2019 y ganó el campeonato nacional colegial con Louisiana State University (LSU), arribó a la NFL a sus 23 años en 2020, después de haber sido escogido por Cincinnati como la primera selección colegial de todo el draft. Burrow ya llegó a un Super Bowl, el LVI, lo perdió; sin embargo, ya disputó una final de AFC y en éste 2022 enfrentará su segunda.

En su temporada de novato, el 22 de noviembre de 2020 se perdió el resto del año por rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. En 2021, en su segundo año como profesional y a sus 25 años cumplidos, disputó el Super Bowl LVI, lo perdió 20-23 vs LA Rams, pero estuvo quizá a un segundo de poder haber ganado el emparrillado de no ser por la captura en su contra en la persona de Aaron Donald; su receptor Ja´Marr Chase estaba solo porque el esquinero Jalen Ramsey ya se había resbalado, de haber tenido Burrow, uno o dos segundos más, seguramente habría conectado con Chase y así ponerle la situación muy difícil a Matthew Stafford y los Rams con poco tiempo en el reloj. En ésta temporada del 2022 a su 26 años y tercer año como profesional, disputará el próximo domingo de visitante su segunda final consecutiva de la AFC y nuevamente contra Patrick Mahomes, a quien ya lo derrotó el año pasado en el estadio Arrow Head. El nativo de Ames, Iowa tiene la rutina de la victoria, no necesita experiencia porque poseé el talento.

Trevor Lawrence

Trevor Lawrence, llegó al mundo un 6 de octubre de 1999 en Knoxville, Tennessee, en la temporada de 2018 ganó el Campeonato Nacional Colegial de los Estados Unidos (NCAA) con la Universidad de Clemson; con 21 años llegó apenas a la NFL en 2021 con Jacksonville al haber sido la primera selección global del draft.

En ésta temporada de 2022, su segunda en la NFL, a sus 23 primaveras, condujo a los Jaguares al juego divisional, luego de vencer en la semana de comodines (wild card weekend) 31-30 a Chargers y a su colega Justin Herbert tras cuatro intercepciones y un déficit de 0-27 en el primer medio, lo cual representó el tercer más grande regreso en la historia de los playoffs. Lawrence apenas empieza su carrera; sin embargo, tiene como práctica el ser competitivo, ganar y seguramente se hablarán cosas positivas de él lo que resta de la década.

Russell Wilson

Russell Wilson, nacido un 29 de noviembre en Cincinnati, Ohio, fue reclutado por los Seattle Seahawks en la tercera ronda del draft del 2012 a sus 24 años procedente de la Universidad de North Carolina St. Ha llegado a dos Super Bowls, uno lo ganó y el otro lo perdió; ha peleado en dos finales de Campeonato de la Conferencia Nacional, ambas las ganó.

En su misma temporada de novato acudió a los juegos de post temporada, ganó el juego comodín y perdió en el divisional. Al siguiente año, en 2013, conquistó la gloria, acudió a la final de la NFC y derrotó por 23-17 a los 49ers de San Francisco de Colin Kaepernick y a sus 25 años se adjudicó el Super Bowl XLVIII al aplastar por 48-3 a los Broncos de Denver de Peyton Manning. Al siguiente año, en 2014, repitió al título de la NFC al vencer por 28-22 a los Empacadores de Green Bay de Aaron Rodgers y en el Super Bowl XLIX estuvo a punto de conseguir su segundo anillo consecutivo de no ser por aquella nefasta intercepción a manos de Malcolm Butler en plena zona de anotación cuando el emparrillado llegaba a su epílogo y Wilson estaba por anotar; sin embargo, cayeron derrotados por 24-28 a manos de Tom Brady y los Pats. Estos dos años fueron los únicos en los que arribó y ganó la final de conferencia, los años posteriores sólo consiguió ganar algunos juegos de ”Wild Card”, pero Wilson también fue “clutch” para su equipo recién llegado a la NFL.

Aaron Rodgers

Aaron Rodgers, nació el 2 de diciembre de 1983 en Chico, California; fue reclutado como la selección 24 global del draft de 2005 por los Green Bay Packers, procedente de la Universidad de California. Ha ganado el único Super Bowl al cual asistió. Ha disputado cinco finales de la Conferencia Nacional, de las cuales ha perdido cuatro y ganado sólo una.

En el 2007, a sus 24 años, en su tercera temporada en la NFL, viajó a su primer Campeonato de la Conferencia Nacional y lo perdió 20-23 ante los New York Giants de Eli Manning.  En el 2010 a sus 27 años de edad y sexta temporada en la NFL, contendió por la final de la NFC y venció a Chicago de Caleb Hanie por 21-14, de ésta forma viajó al Super Bowl XLV, el cual ganó a los Steelers de Ben Roethlisberger por 31-25. En 2014 perdió la final de la NFC contra Seattle de Russell Wilson por 22-28. En 2016, perdió la final de la NFC 21-44 contra Atlanta de Matt Ryan. En 2019 volvió a perder el título de la Conferencia Nacional por 20-37 contra los 49ers de Jimmy Garoppolo. En 2020 sucumbió en la misma final por 26-31 ante los Bucaneros de Tampa Bay de Tom Brady. Rodgers jugó aún en 2022, pero su retiro está cerca. Es otro grande, muy grande y amado de los “Packers”.

Los que lo demostraron en el pasado y ya están retirados, pero comen en una mesa sagrada.

Joe Montana

Joe Montana, nació el 11 de junio de 1956 en New Eagle, Pennsylvania, fue seleccionado de Notre Dame por 49ers en la tercera ronda del draft de 1979 a sus 23 años. Joe Montana es un histórico, participó y ganó los cuatro Super Bowls que escenificó; disputó siete juegos de finales de Conferencia, ganó cuatro y perdió tres.

En la temporada de 1981, su tercera como jugador NFL, cuando tenía los 25 años cumplidos, ganó su primera final de NFC por 28-27 a Dallas y el Super Bowl XVI por 26-21 a los Bengalíes de Cincinnati. En 1983 perdió la final de la NFC contra Washington Redskins por 21-24. En 1984, a sus 28 años, derrotó 23-0 a los Chicago Bears en la final de la Conferencia Nacional y a Dan Marino y los Miami Dolphins por 38-16 para adjudicarse el Super Bowl XIX. En 1988, a sus 32 años, colaboró para ganar a los Osos de Chicago de Jim McMahon la final de la NFC por 28-3 y nuevamente vencer a los Cincinnati Bengals de Boomer Esiason en el Super Bowl XXIII por 20-16 a través de un fantástico “Game Winning Drive” con menos de dos minutos en el reloj en el último período a través de un pase memorable a John Taylor. En 1989 doblegó 30-3 a los Carneros de los Ángeles en la final de la NFC y en el Super Bowl XXIV pasó por encima de los Broncos de Denver de John Elway con un escandaloso 55-10. En 1990 perdió el título de la NFC contra los New York Giants por marcador de 13-15. En 1993, ya en las filas de los Kansas City Chiefs, a sus 37 años, compitió en la final de la AFC al caer derrotado a manos de los Buffalo Bills por 13-30 de Jim Kelly.

”Joe Cool” es considerado, por muchos, como el segundo mejor quarterback en la historia de la NFL, sólo por detrás de Tom Brady. Montana condujo a los “Gambusinos” en innumerables ocasiones a los playoffs y a los Jefes de Kansas City en sus últimas dos temporadas como profesional (1993 y 1994). Joe Montana fue sin duda un fenómeno, un tremendo caballo de éste deporte de las tacleadas, dominante y frío, tal y como su apodo lo indica. Su calidad fue sello de autenticidad.

Terry Bradshaw

Terry Bradshaw, nació un 2 de septiembre de 1948, en Shreveport, Louisiana, fue reclutado por Pittsburgh en 1970 a los 22 años como la primera selección global del draft, procedente de Louisiana Tech. Bradshaw participó en cuatro Super Bowls, ganó los cuatro. Contendió por seis finales de la Conferencia Americana, salió victorioso en cuatro y sucumbió en dos.

En su tercera temporada, en 1972, a los 24 años disputó su primera final de conferencia americana contra Miami, la cual perdió 17-21, pero había eliminado a los fantásticos Raiders en el juego divisional. En 1974, a sus 26 años y en su quinto año como profesional, venció a Ken Stabler y a los Raiders de Oakland por 24-13 en la final de la AFC y derrotó en el Super Bowl IX por 16-6 a los Vikingos de Minnesota de Frank Tarkenton. En 1975, de nuevo jugó la final de la AFC y doblegó de nuevo por 16-10 a los Raiders de Ken Stabler; instalado en el Super Bowl X venció a los Dallas Cowboys de Roger Staubach por 21-17. En 1976 ésta vez sucumbió, finalmente, ante Ken Stabler en la final de la AFC por 7-24. En 1978 pasó por encima de los Houston Oilers de Dan Pastorini por 34-5 en la final de la Conferencia Americana y también a los Dallas Cowboys en el Super Bowl XIII por 35-31. En 1979 le repitió la dosis a Pastorini y los Petroleros de Houston por 27-13 y derrotaron a los Ángeles Rams de Vince Ferragamo por 31-19 en el Super Bowl XIV. Bradshaw fue efectivo y demoledor, es un ícono de los Steelers y de la NFL.

Roger Staubach

Roger Staubach, nacido un 5 de febrero de 1942 en Cincinnati, Ohio, fue reclutado en una décima ronda de draft por los Cowboys, procedente de la Navy en el draft de 1964; sin embargo, tuvo que cumplir su servicio militar y no fue sino hasta 1969, a sus 27 años, que jugó su primera temporada en calidad de novato. Staubach enfrentó cuatro Super Bowls, ganó dos y fue derrotado en los otros dos. Disputó seis finales de la Conferencia Nacional, ganó cuatro y perdió dos.

En 1969, su año de novato, contendió por su primer juego de playoff al perder en mancuerna con su compañero, el QB titular Craig Morton el juego divisional contra los Cafés de Cleveland 14-38. En 1970, en su segunda temporada como profesional participó, pero no jugó (el quarterback titular era Craig Morton) la final de la NFC y los Cowboys de Morton ganaron a merced de los San Francisco 49ers de John Brodie por 17-10. De ésta forma, Dallas y Morton contendió por el Super Bowl V, mismo que perdieron 13-16 contra los Colts de Johnny Unitas. En 1971, en su tercera temporada como profesional, logró ganar su primer juego de Campeonato de la Conferencia Nacional, al doblegar a los 49ers de San Francisco de John Brodie por marcador de 14-3 y así contender por el Super Bowl VI a sus 29 años, mismo que ganó por 24-3 al derrotar a los Delfines de Miami de Bob Griese. En 1972 perdió la final de la NFC contra los Washington Redskins de Billy Kilmer por 3-26. En 1973 de nuevo disputó por el cetro de la NFC por tercer año consecutivo, pero lo perdió contra los Minnesota Vikings de Frank Tarkenton por 10-27. En 1975 ganó el título de la NFC a los Carneros de los Ángeles de Ron Jaworski por 37-7; sin embargo, fue derrotado por los Acereros de Pittsburgh por 17-21 en el Super Bowl X. En 1977 regresó a la final de la NFC para vencer a los Vikingos de Minnesota de Bob Lee por 23-6 y también derrotar en el Super Bowl XII a los Broncos de Denver de Craig Morton, ex Cowboy, por marcador de 27-10 a sus 35 años. En 1978 aplastó a los Angeles Rams de Pat Haden y Vince Ferragamo por marcador de 28-0 en el juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional y ya instalado en el Super Bowl XIII, fue vencido 31-35 por los Pittsburgh Steelers, aunque un pase perfecto, al pecho de su ala cerrada Jackie Smith, éste no lo pudo contener y así se diluyó la posibilidad de irse adelante en el emparrillado. Roger Staubach, de haber jugado esas cinco temporadas que se perdió por su servicio militar, seguramente hubiese incrementado los títulos para los Cowboys. Junto a Troy Aikman, son los más grandes quarterbacks de la franquicia. En la historia de los Vaqueros de Dallas representa un jugador mitológico, fabuloso, y encantador, quien desde temprano en su carrera, como profesional ganó juegos grandes, tal y como lo hacen los que nacen fenómenos.

Troy Aikman

Troy Aikman, nació un 21 de noviembre de 1966 en West Covina, California, fue la primera selección global del draft de 1989 por los Dallas Cowboys, procedente de Oklahoma y UCLA; llegó a los 23 años a los Dallas Cowboys. Disputó tres Super Bowls y los tres los ganó; enfrentó cuatro finales de la Conferencia Nacional (NFC), ganó tres y perdió una.

En su tercera temporada, a sus 25 años, en 1991 ganó su primer juego de playoff, el juego de comodín 17-13 a los Chicago Bears. En 1992, en su cuarta temporada y a sus 26 años, venció en la final de Conferencia de la NFC a los San Francisco 49ers de Steve Young, con Joe Montana en la banca, en calidad de visitante por marcador de 30-20 y aplastó en el Super Bowl XXVII a los Bills de Buffalo 52-17. En 1993, sí, al año siguiente, a sus 27 años, repitió la dosis en la final de conferencia a los mismos 49ers de Young por 38-21 en el Texas Stadium y 30-13 a los mismos Bills al ganar el Super Bowl XXVIII. En 1994 arribó de nuevo a la final de la NFC, por tercer año consecutivo Cowboys y 49ers disputaban éste juego, antesala del Super Bowl y la perdió junto a sus Vaqueros por 28-38 contra esos 49ers de Steve Young en calidad de visitante. En 1995 regresó para disputar su cuarta final de Conferencia Nacional en forma consecutiva y venció a los Green Bay Packers y Brett Favre por 38-27 para llegar al Super Bowll XXX y derrotar a los Pittsburgh Steelers 27-17 de Neil O´Donnell y así poder colaborar para cobrar algo de venganza de las derrotas del Cowboys y de Staubach en el “Juego Grande” en un par de ocasiones contra “Acereros” en la década de los 70. Troy Kenneth Aikman participó en cuatro finales de conferencia y sólo perdió una, resultó victorioso en los tres Super Bowls en los que participó. Es otro legendario de la NFL y de los Vaqueros de Dallas un quarterback muy efectivo porque encontraba formas de ganar los juegos grandes y cometía pocos errores; un jugador que se acostumbró a ganar pronto, desde su llegada a la NFL, un fenómeno que grabó las letras de su nombre en oro en las vitrinas deel equipo de la “Estrella Solitaria” y regaló enormes satisfacciones a la afición de los Dallas Cowboys.

Ben Roethlisberger

Ben Roethlisberger, nació el 2 de marzo de 1982 en Lima, Ohio y en 2004 llegó a la NFL a sus 22 años para jugar con los Pittsburgh Steelers, procedente de la Universidad de Miami, fue la selección 11 global del draft. Ganó dos anillos de Super Bowl y perdió uno; disputó cinco finales de la conferencia americana, ganó tres y perdió dos, ambas contra Brady.

En su año de novato, disputó la final de la AFC y la perdió contra Tom Brady y los Pats por 27-41; un año después, en su segunda temporada, en 2005, a los 23 años, arribó a la final de la AFC y le ganó por 34-17 a los Broncos de Denver, para de ésta manera ganar el Super Bowl XL por 21-10 a los Seattle Seahawks; en 2008, en su quinto año y 26 años de edad, volvió a conquistar el título de la AFC al vencer 23-14 a los Baltimore Ravens y de éste modo también tocar nuevamente la gloria al ganar dramáticamente a los Cardenales de Arizona el Super Bowl XLIII por 27-23 cuando faltaban 35 segundos en el juego y encontraba a Santonio Holmes en un pase de seis yardas en la esquina de la zona de gol y así decretar el marcador definitivo. En 2010 regresó de nuevo para ganar el título de la Conferencia Americana por 24-19 a los Jets de Nueva York y de ésta forma pelear por el Super Bowl XLV, aunque lo perdió por 25-31 ante Aaron Rodgers y los Green Bay Packers; En 2016, de nuevo peleó por el título de la AFC, ésta vez lo perdió ante los Patriotas de Brady por 17-36 y así quedarse en la orilla. Roethlisberger se sienta en la mesa de Terry Bradshaw porque fue un grande en los Steelers.

John Elway

John Elway, nació un 28 de junio de 1960 en Port Angeles, Washington; a los 23 años, fue la primera selección global del draft de 1983 por los Denver Broncos y procedente de la Universidad de Stanford. Participó en cinco Super Bowls, ganó dos anillos de Super Bowl consecutivos en el final de su carrera y perdió tres; disputó seis finales de la conferencia americana, ganó cinco y perdió una.

Desde su primera temporada guió a su equipo a playoffs, pero no fue sin hasta en su cuarta temporada, a sus 26 años, en 1986, que condujo a Denver a la final de la Conferencia Americana en la que derrotó a los Cafés de Cleveland y a Bernie Kosar por 23-20, pero sucumbió en el Super Bowl XXI ante los Gigantes de Nueva York de Phil Simms por 39-20; al año siguiente. En 1987 le repitió la dosis a Cleveland de Bernie Kosar al ganarle por 38-33, pero cayeron dolorosamente en el Super Bowl XXII por 10-42 ante los Washington Redskins de Doug Williams. Para 1989 de nuevo lograron el título de la AFC de nuevo ante Cleveland de Bernie Kosar, ésta vez los derrotaron 37-21, es decir, en las tres ocasiones fueron el verdugo de los Cafés de Cleveland en el juego por el campeonato de la Conferencia Americana; sin embargo, perdieron en los tres viajes al “Super Domingo” puesto que en esa temporada de 1989, sucumbieron de manera aplastante ante los San Francisco 49ers de Joe Montana por 10-55. En 1991 volvió a disputar el campeonato de la AFC, pero ésta vez lo perdió contra los Bills de Buffalo y Jim Kelly por 7-10. Elway es el más vivo ejemplo de la perseverancia, pues al final ganó dos Super Bowls en forma consecutiva, a sus 37 y 38 años, en las temporadas de 1997 y 1998 para pasar a retirarse felizmente. En 1997 en el primero, venció a los Green Bay Packers de Favre por 31-24 en el Super Bowl XXXII, previamente había ganado el título de la AFC al vencer a Steelers de Kordell Stewart por 24-21. En 1998 su segunda conquista, que fue consecutiva, le ganó el título de la AFC a los Jets de Nueva York de Vinny Testaverde por 23-10 y probar las mieles de la victoria en el Super Bowl XXXIII ante los Atlanta Falcons y Chris Chandler por 34-19. Guió a los Broncos a seis finales de la AFC, ganó cinco y sólo perdió la de 1991 contra los Bills de Buffalo. Perseverante, tenaz, elusivo y con un estilo de perfilarse para lanzar y correr muy seductor; ha sido, sin duda, el quarterback más emblemático de los Broncos de Denver y una historia viva y sagrada de la NFL.

Bob Griese

Bob Griese, nació el 3 de febrero de 1945 en Evansville, Indiana, legendario quarterback de los Miami Dolphins, elegido como cuarta selección global en el draft de 1967 de la Universidad de Purdue a sus 22 años. Jugó tres Super Bowls, ganó un par de anillos de Super Bowl y perdió uno contra Staubach. Compitió en tres finales de la AFC y las tres salió victorioso.

En 1971, en su quinta temporada en la NFL, a sus 26 años, derrotó en la final de la AFC a los Potros de Baltimore de Johnny Unitas por 21-0; sin embargo, fue derrotado en el Super Bowl VI por Roger Staubach de los Dallas Cowboys por 3-24. En 1972, en su sexta temporada y año perfecto para los Miami Dolphins, a sus 27 años, regresó para derrotar, combinado con su colega Earl Morrall por 21-17 a los Acereros de Pittsburgh de Terry Bradshaw en la final de la AFC; ya en el Super Bowl VII el jugó todo el partido como titular para vencer por 14-7 a los Pieles Rojas de Washington de Billy Kilmer. En 1973, Griese y Miami repitieron, en la final de la AFC doblegó por 27-10 a los Raiders de Oakland y Ken Stabler, en el Super Bowl VIII  vencieron por 24-7 a los Vikingos de Minnesota de Frank Tarkenton. Griese se tardó un poco más en ganar juegos grandes, pero lo logró y probó las mieles del triunfo en su máximo nivel; un símbolo de los Delfines de Miami.

Joe Namath

Joe Namath, nació el 3 de mayo de 1943 en Beaver Falls, Pennsylvania y fue reclutado en la primera selección global del draft de 1965 por los Jets de Nueva York procedente de la Universidad de Alabama, a la edad de 22 años. Ganó un Super Bowl y un título de la AFC.

En 1968, en su cuarta temporada, conoció las mieles de la victoria, primero derrotó 27-23 a los Raiders de Oakland de Daryle Lamonica en la final de la AFC y en su viaje al Super Bowl III, a sus 25 años de edad venció a los Colts de Baltimore de Johnny Unitas por 16-7. También participó en los playoff de 1969, pero perdió en la ronda divisional contra Kansas City; su año de gloria fue únicamente en 1968; evidentemente es un ícono de los Jets.

Jim Mc Mahon

Jim McMahon, nació un 21 de agosto de 1959 en Jersey City, New Jersey, fue la quinta selección global del draft de 1982 por los Osos de Chicago, procedente de BYU a sus 23 años. McMahon acudió y ganó el único Super Bowl en que participó; estuvo en dos finales por el Campeonato de la Conferencia Nacional, ganó una y la otra la perdió.

En 1985 en su cuarta temporada y a sus 26 años consiguió ganar la final de la NFC al vencer por 24-0 a los Rams de Dieter Brock y conquistó también su único anillo al ganar el Super Bowl XX 46-10 a los New England Patriots de Steve Grogan, con aquella legendaria defensiva de Chicago. En 1988 cayó ante 49ers de Joe Montana 3-28 en la disputa por el título de la NFC. McMahon hizo época con esos Osos y es un signo de ésta franquicia.

Brett Favre

Brett Favre, nació un 10 de octubre de 1969 en Gulfport, Mississippi; a los 22 años fue reclutado en la segunda ronda del draft de 1991 de la Universidad del Sur de Mississippi por los Atlanta Falcons con quienes sólo jugó una temporada; en 1992 pasó a Green Bay. Favre viajó al Super Bowl en dos ocasiones, ganó uno y perdió el segundo; acudió a la final de la NFC cinco veces, ganó dos y perdió tres.

En 1993, a sus 24 años y tercero como profesional, ganó su primer juego de playoff de comodín y cayó ante los Cowboys 17-27 en el Juego Divisional. En 1995, en su quinta temporada en la NFL, a sus 26 años, participó en su primera final de Conferencia, que perdió contra los Cowboys de Troy Aikman por 38-27. En 1996, a sus 27 años, en su sexta temporada por fin logró ganar el título de la NFC al resultar victorioso ante Carolina de Kerry Collins por 30-13 y obtener su único anillo de Super Bowl al vencer 35-21 a los Patriotas de Nueva Inglaterra de Drew Bledsoe. En 1997 venció a 49ers de Steve Young por 23-10 en la final de la NFC, pero perdió el Super Bowl 31-24 ante Denver de John Elway. En 2007, a sus 38 años, perdió la final de la NFC por 20-23 ante los New York Giants de Eli Manning. En 2009, cuando jugaba ya para los Vikingos de Minnesota a sus 40 años, viajó a la final de la NFC, pero la perdió contra los New Orleans Saints de Drew Brees por 28-31. Favre, otra leyenda viva de la NFL y de los “Empacadores” fue un ganador nato.

Drew Brees

Drew Brees, nació el 15 de enero de 1979 en Austin, Texas, fue un legendario de los New Orelans Saints, fue reclutado de la Universidad de Purdue en la segunda ronda del draft del 2001 por los San Diego Chargers, con quienes estuvo cinco temporadas, para pasar a partir del 2006 con los Santos de Nueva Orleáns. Ganó el único Super Bowl en el cual participó. Disputó tres veces la final de Conferencia Nacional, ganó una vez y perdió dos.

En 2006, a sus 27 años y sexta temporada en la NFL, contendió por el título de la NFC, pero la perdió ante Chicago Bears y Rex Grossman por 14-39. En 2009, a sus 30 años y novena temporada en la NFL, se cubrió de gloria, misma que le llegó un poco tarde, pero le llegó; primero al vencer 31-28 a Minnesota de Brett Favre en la final de la NFC y posteriormente ganó el Super Bowl XLIV por 31-17 a los Indianápolis Colts y Peyton Manning. En 2018 contra los Rams de los Angeles de Jared Goff disputó la final de la NFC y la perdió por 23-26 en un polémico final ante una flagrante interferencia de pase no marcada a su favor. Brees es uno de los quarterbacks con el mayor número de yardas y touchdowns en su espectacular carrera en la NFL y un ícono de los Santos de Nueva Orleans.

Peyton Manning

Peyton Manning, nació el 24 de marzo de 1976 en Nueva Orleans, Louisiana; formó parte del draft colegial de la NFL en 1998 y fue la primera selección global por los Colts de Indianápolis a sus 22 años, procedente de la Universidad de Tennessee. Viajó cuatro veces al Super Bowl, ganó dos y perdió los otros dos. Jugó en total cinco juegos de final de conferencia, de las cuales ganó cuatro y perdió una.

En 1999, desde su segundo año como profesional arribó de manera frecuente a los playoff; sin embargo, le costó. En 2003, a sus 27 años y sexta temporada como profesional, jugó su primera final de conferencia de la AFC y la perdió contra Patriotas y Brady por 14-24. En 2006, a sus 30 años y novena temporada, ganó la final por 38-34 a los mismos Pats de Brady y fue pieza fundamental para ganar el Super Bowl XLI por 29-17 a los Chicago Bears de Rex Grosssman. En 2009, a sus 33 años, ganó de nuevo la final de la AFC a los Jets de Nueva York de Mark Sánchez por 30-17, pero perdió el Super Bowl XLIV por 17-31 ante Nueva Orleáns de Drew Brees. En 2011 se perdió todo el año por una lesión en el cuello y para 2012, a los 36 años llegó a Denver y pronto dio resultados. En 2013 ganó la final de la conferencia de la AFC  a Pats y Brady por 26-16, aunque fue derrotado escandalosamente en el Super Bowl XLVIII contra Seattle y Russell Wilson por 43-8. En 2015 cuando tenía 39 años de edad, ganó otra final de conferencia de la AFC por 20-18 a los Patriotas de Brady y también el Super Bowl 50 a Carolina Panthers de Cam Newton por 24-10 y de ésta tremenda manera se retiró de los emparrillados. De tres finales de conferencia que disputó contra Tom Brady, ganó dos y sólo perdió en la primera, Manning fue un gran rival para el nativo de San Mateo, Califnornia, el famoso “GOAT”. Manning es otro monstruo, un gigante con sello de calidad en los campos de fútbol americano de la NFL.

Eli Manning

Eli Manning, el hermano menor de Peyton y mitológico quarterback de los New York Giants, siempre con ellos, nació el 3 de enero de 1981 en Nueva Orleans, LA; al igual que su carnal, fue la primera selección global de Chargers del draft del 2004 de la Universidad de Mississippi a sus 23 años, pero fue cambiado a Gigantes en esa misma temporada baja. Ganó los dos Super Bowls en los que participó, los dos a Patriotas y a Tom Brady, es al único quarterback que Brady nunca le pudo vencer. Contendió por dos títulos de la NFC y ambos los ganó.

En 2005, en su segunda temporada disputó su primer juego de playoff de comodín, lo perdió, lo mismo le sucedió en 2006, pero en 2007, en su cuarto año como profesional y a sus 26 años se cubrió de gloria al ganar su primer final de conferencia de la NFC por 23-20 a los Green Bay Packers de Brett Favre y el Super Bowl XLII a los Patriotas de Nueva Inglaterra de Tom Brady por 17-14 en un final dramático luego de un pase en cuarta oportunidad a su receptor David Tyree para continuar la serie que les permitió colocar los cartones en 17 puntos y así vencer a los inexpugnables Patriotas de Nueva Inglaterra. En 2011, a sus 30 años alcanzó la máxima victoria de un jugador de NFL al volver a ganar el Super Bowl, primero conquistó la final de la conferencia nacional al vencer 20-17 a los 49ers de San Francisco de Alex Smith y por marcador de 21-17 a los New England Pats de Tom Brady en el Super Bowl XLVI. Eli no jugó muchos playoffs; sin embargo, fue efectivo, ganó dos finales de conferencia y los dos “Super Domingos” en los que compitió y nada menos que al mejor quarterback de la historia, Tom Brady, quien se quedó con ese asterisco en los emparrillados en los que enfrentó a Eli Manning. Eli es desde luego un baluarte, una leyenda viva de los New York Giants y de sus aficionados.

Los que llegaron jóvenes al Super Bowl, no pudieron ganarlo.

Otros QBs que desde muy jóvenes impactaron positivamente con sus equipos en playfoffs, pero que desafortunadamente llegaron, pero perdieron el Super Bowl son Dan Marino, David Woodley, ambos de Miami en 1984 y 1983 respectivamente; Jared Goff con Rams en 2018, Drew Bledsoe en 1996 con Patriotas; Colin Kaepernick en 2012 con 49ers; Rex Grossman con Chicago en 2006; Cam Newton en 2015 con Carolina y Steve McNair en 1999 con Tennessee.

Los que no tan jóvenes, pero que no pudieron ganar el Super Bowl.

La lista la encabezan Jim Kelly y Frank Tarkenton; luego tenemos a Donovan McNabb, Matt Ryan (hasta ahora).

Los que nunca llegaron al Super Bowl, pelearon el título de su conferencia varias veces.

Danny White de los Vaqueros de Dallas encabeza la lista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s